Venezuela Online- Manuel Vicente Romerogarcía Biografia
Home - Personajes Importantes - Manuel Vicente Romerogarcía


Buscador de Venezuela

Projectos Principales
- Guia de Paginas Web
- Galeria de Fotos
- El diario de Venezuela
- Chat de Venezuela

Informaciones Venezuela
- Cine Venezolano
- Clima de Venezuela
- Cocina Venezolana
- Cultura de Venzuela
- Demografía
- Etnografía
- Economía
- Estados de Venezuela
- Fauna y Vegetación
- Fechas de Fiestas
- Historia de Venezuela
- Mapas de Venezuela
- Miss Venezuela
- Música en Venezuela
- Personajes Importantes
- Religión
- Símbolos Nacionales
- Tradiciones

La Guia de Paginas
- Arte y Cultura
- Casa y Hogar
- Ciencia y Tecnologia
- Comercios y Shops
- Computacion e Internet
- Deportes
- Educacion
- Empleo y Trabajo
- Estados Regional
- Guias y Directorios
- Industria
- Mapas y Vistas
- Negocios y Economia
- Noticias y Medios
- Politica y el Gobierno
- Referencias
- Salud y Medicina
- Sociedad
- Tiempo Libre
- Turismo y Viajes
- Venezuela en otras Idiomas
- Importante Paginas

Galeria de Fotos
- Amazonas
- Anzoategui
- Apure
- Aragua
- Barinas
- Bolivar
- Carabobo
- Cojedes
- Delta Amacuro
- Dependencias Federales
- Distrito Capital
- Falcon
- Guarico
- Lara
- Merida
- Miranda
- Monagas
- Nueva Esparta
- Portuguesa
- Sucre
- Tachira
- Trujillo
- Vargas
- Yaracuy
- Zulia
- Animales
- Arte
- Fiestas
- Personas
- Miss Venezuela online

Extras
- Enlaces
- Contacto


Manuel Vicente Romerogarcía

Nace en Valencia (Edo. Carabobo) o Camatagua (Edo. Aragua) -Muere en Arataca (Colombia) el 22.8.1917

Telegrafista, escritor y político. Autor de la novela Peonía (1890). Se desconoce con exactitud el lugar de su nacimiento. Algunos historiadores sostienen que nació en Valencia, mientras que otros indican que fue en Camatagua. Telegrafista de oficio, siendo adolescente se incorpora a la lucha armada y a las actividades de oposición contra el gobierno de Antonio Guzmán Blanco. En 1885, es uno de los protagonistas de La Delpinada, manifestación satírica con la que los intelectuales de la época criticaron el régimen del Ilustre Americano. Estas actividades llevan a Romerogarcía a conocer pronto cárceles y exilios y a oscilar entre la adhesión o el rechazo a los distintos gobiernos que suceden en el país. Por esa misma fecha, iniciala publicación de una serie de trabajos literarios en periódicos y revistas. Entre los principales órganos en los que colabora figuran El Eco Andino, El Industrial (1891), La Mamola, El Avisador Comercial, y Cosmópolis (1894-1895), en los que publicó cientos de artículos de naturaleza literaria y política. En 1890 publicó la novela Peonía, en la que cristaliza el "criollismo" en la literatura venezolana. Para muchos críticos, Peonía señala la aparición de un modelo en el que se ponen en juego elementos como el ambiente, los personajes-símbolos y las descripciones de realismo criollista, a la vez que crea una temática y una fórmula que serán usadas por novelistas posteriores. Sin embargo, a pesar de las repercusiones de este trabajo, Romerogarcía no logra proseguir de una manera sistemática sus inclinaciones literarias, ya que la acción política dispersó sus esfuerzos. En tal sentido, de Marcelo, Escenas de la vida revolucionaria y Mi parroquia, proyectos de otras novelas, sólo salieron a la luz pública fragmentos.
En 1892, milita bajo las órdenes de Cipriano Castro hasta llegar a ser su jefe de Estado Mayor en la campaña de los Andes. Asimismo, cuando Castro llega al poder en 1899, Romerogarcía se pone a su servicio, ocupando los cargos de oficial mayor de la división Táchira acantonada en el cuartel San Carlos de Caracas y de administrador de aduana. Sin embargo, su amistad con Castro no impidió que visitara nuevamente la prisión, a pesar de lo cual siguió apoyando su gobierno. Ascendido al grado de general del Ejército, participa en las campañas militares contra los enemigos del presidente Castro. En 1902, rompe con Castro, lo combate y se exilia en Estados Unidos, Perú, Trinidad, llevando una vida de privaciones y desempeñándose en modestos oficios. En 1909, regresa a Venezuela, pero al atacar por escrito a los funcionarios gubernamentales, se ve obligado a salir de nuevo al exilio. En Europa coincide con Castro con el que se reconcilia. Tras regresar a Trinidad, en 1915 viaja a Colombia. Instalado en Aracataca se dedica con poco éxito, a la destilación de licores y a la agricultura, mientras conspira con un grupo de exiliados venezolanos. Atento siempre a la injusticia, amante de la ironía y de la sátira, Romerogarcía acuñó no pocas frases lapidarias para juzgar a sus coetáneos, siendo la más cita de éstas: "...Venezuela es el país de las nulidades engreídas y las reputaciones consagradas...", la cual publicó en enero de 1896 en El Cojo Ilustrado de Caracas.

 



Red 24 Internet

Google Internacional

Sisvenco

Nos Visitan desde: